Proyecto Melilla, con el objetivo de formar a los melillenses en un sector que presenta un déficit de cualificación, ofrece una formación específica en el área de la construcción para mejorar la inserción laboral de las personas desempleadas de la ciudad.


10.04.21
Proyecto Melilla impulsará la formación en el sector de la construcción con la creación de una Escuela de Oficios para mejorar la cualificación en un sector que se ha visto mermado tras el cierre de la frontera, ya que un elevado porcentaje de sus trabajadores se desplazaban a la ciudad desde el país vecino.

Con el objetivo de mejorar las competencias profesionales de los melillenses en un sector tan demandado como el de la construcción, la sociedad pública pone en marcha esta nueva iniciativa dirigida, al menos, a sesenta desempleados de la ciudad para formarlos en distintos oficios. 

Este proyecto incluye cinco cursos: “Peón de Albañilería, nivel 1”; “Peón de Fontanería, nivel 1”; “Interpretación de Planos y Replanteo, nivel 2”; “Ayudante Escayolista, nivel 2” y “Ayudante Albañilería, nivel 2”. El inicio de esta acción formativa está previsto para el mes de septiembre y la inscripción a partir del mes de junio.


El pasado jueves, seis de mayo, el consejo de administración de la sociedad pública aprobó la adjudicación de este proyecto al centro de Formación Mar Chica, S.L. por un total de 148.005 euros. 

Además de esta iniciativa formativa de gran envergadura, Proyecto Melilla ha trabajado sobre un amplio catálogo de cursos dirigidos a distintos colectivos con el objetivo de cubrir ese déficit de personal cualificado. Así, desde la sociedad pública se organizaron acciones formativas sobre distintas especialidades de la construcción dirigidas a desempleados y se diseñó un plan de formación en prevención de riesgos laborales dirigido a trabajadores y empresarios de este sector.

 

Nueva iniciativa de Proyecto Melilla